COMUNICADO a toda la Familia Misionera “Apóstoles de la Palabra” sobre la situación actual de salud de Nuestro Padre Fundador

Escrito por  ,

Ciudad de México a 26 de mayo de 2018

Estimados hermanos y hermanas:

Reciban un afectuoso saludo en Cristo Jesús y en María, Estrella de la Evangelización y Reina de los Apóstoles.

El motivo del presente COMUNICADO es notificarles lo que hoy, 26 de mayo de 2018, nos ha comunicado el médico especialista, acerca de nuestro P. Fundador.

El médico nos ha informado que, según su experiencia profesional, mirando algunos signos como los hematomas en su piel, y la infamación de sus extremidades, además del proceso de despedirse que ha iniciado ya el P. Amatulli nuestro padre fundador ya no está sin más en una etapa terminal, sino en una etapa que él denominó agónica.

Esta etapa se denomina también “situación de últimos días o agonía". En efecto, es una situación que precede a la muerte, de forma gradual, y en la que existe deterioro físico, emocional, y de la conciencia, sumado a un pronóstico de vida de horas, o menor a una semana. El médico nos ha dicho que él, aunque sea médico, es sólo un ser humano como nosotros y que no puede señalar el día exacto del fallecimiento del padre o los días que faltan para el desenlace y su partida hacia la Casa del Padre.

En estos días el P. Amatulli ha descansado poco y está muy fatigado física y mentalmente, por lo que el médico colocó el catéter para suministrarle el medicamento que le ayude a descansar y a mitigar el dolor. Mañana 27 de mayo le quitarán a una hora apropiada el medicamento para que, más descansado, pueda participar en el Día del Apóstol.

En realidad ha iniciado su proceso de despedida. Se ha despedido vía telefónica de sus familiares en Italia y ha recibido visitas de personas cercanas a él y de integrantes de la Sociedad Misionera, la Fraternidad Misionera y el Movimiento Eclesial.

El médico cree que el P. Amatulli está esperando este evento, donde recibirá muchas muestras de afecto y de cariño. Esto le permitirá continuar y concluir con este proceso de despedida, despidiéndose de su Familia Misionera. Se están solicitando los servicios de una ambulancia para que su traslado sea de la mejor manera posible. Mons. Fidencio López Plaza, obispo de San Andrés Tuxtla, Ver. y el médico especialista de la clínica del dolor han recomendado vivamente que el padre Amatulli pueda participar en este magno evento, que sin duda alguna le ayudará muchísimo.

Ahora para nosotros ha iniciado una etapa en la que debemos orar insistentemente para pedir a Nuestro Señor que le conceda la gracia de la perseverancia final. Es el momento de encomendar su alma a Nuestro Señor, Justo Juez, pidiendo para él la gracia de la conversión y del arrepentimiento final. Es oportuno ponerlo en las manos amorosas de Nuestro Padre celestial y de la Santísima Virgen María, a quien tanto ama desde su más tierna infancia.

Redoblemos nuestra oración en esta hora de gracia. El padre Amatullí, como lo hizo San Pablo, en su momento, puede decir ahora:

«El momento de mi partida se aproxima: he peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conserve Ia fe. Y ya está preparada para mí la corona de justicia, que el Señor, como justo Juez, me dará en ese Día, y no solamente a mí, sino a todos los que hayan aguardado con amor su Manifestación» (2 Tm 4, 6b-8).

A nosotros nos dice con estas palabras de la Sagrada Escritura, que siempre ha sido su principal fuente de inspiración:

«Si la exhortación en nombre de Cristo tiene algún valor, si algo vale el consuelo que brota del amor o la comunión en el Espíritu, o la ternura y la compasión, les ruego que hagan perfecta mi alegría, permaneciendo bien unidos. Tengan un mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento. No hagan nada por espíritu de discordia o de vanidad, y que la humildad los lleve a estimar a los otros como superiores a ustedes mismos. Que cada uno busque no solamente su propio interés, sino también el de los demás. Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús» (Flp 2, 1-5).

Afectuosamente,

Hna. Socorro López José
Directora de la Sociedad Misionera
“Apóstoles de la Palabra”

P. Octavio Díaz Villagrana, fmap
Vicario General de la Fraternidad Misionera
“Apóstoles de la Palabra"

Artículos relacionados (por etiqueta)

Lo último de Apóstoles de la Palabra