Card. Carlos Aguiar Retes recibe Palio Arzobispal

Escrito por  , Publicado en Noticias Destacado

Ciudad de México. En una ceremonia especial efectuada este domingo en la Catedral de Metropolitana de México, el Nuncio Apostólico, Mons. Franco Coppola, impuso el palio arzobispal al Cardenal Carlos Aguiar Retes, insignia que lo identifica oficialmente con el cargo de Arzobispo Primado de México.

Antes de la imposición el Nuncio Apostólico explicó que el Papa Francisco hizo un cambio en la ceremonia de imposición del palio. Antes era el propio pontífice quien lo entregaba e imponía, pero ahora él hace la entrega en Roma y la ceremonia la efectúa el Nuncio Apostólico de cada país, para que la feligresía, los obispos y sacerdotes puedan participar de esta investidura. “El palio es un signo de comunión, indica la comunión particular que los obispos metropolitanos tienen con el Papa. Al mismo tiempo es un compromiso del cargo de guardar esa comunión y de proteger la de su provincia Eclesiástica. Indica una relación especial con el Santo Padre, pero al mismo tiempo la misión de hacer presente la atención pastoral del Papa con todos sus fieles”.

El Arzobispo Primado de México agradeció la presencia de los laicos, presbíteros, obispos; en particular los de la provincia eclesiástica, a quienes invitó a vivir con fidelidad la obediencia a la Palabra de Dios. “Y así nos ayudemos para dar testimonio del milagro y comunión eclesial, favoreciendo que el pueblo de Dios que peregrina en nuestras diócesis, viva en este tiempo el misterio tan hermoso del primado de Pedro en la persona del Papa Francisco. Por eso en esta significativa ceremonia expreso mi comunión, fidelidad y solidaridad al Papa Francisco a quien agradezco su serenidad y paz ante las acusaciones que injustamente se le han atribuido”.

En la ceremonia celebrada este mediodía, estuvieron presentes el arzobispo emérito de México, Card. Norberto Rivera Carrera, los obispos de las ocho vicarías episcopales y los miembros del Honorable Cabildo Metropolitano.

Se congregaron también cientos de fieles, quienes celebraron la imposición del palio arzobispal al Primado México.

Mons. Franco Coppola, previo a la imposición del palio, expresó “…como los grandes Apóstoles Pedro y Pablo, te concedo como representante del Papa Francisco y de la Santa Iglesia Romana, el palio para que lo lleves hasta los confines de tu Provincia Eclesiástica, y que sea para ti símbolo de la unidad y señal de comunión con la Sede Apostólica, vínculo de la verdad y aliciente de fortaleza para que el día de la venida de Dios, puedas acercarte a Él y gozar, junto con las ovejas a ti confiadas, del espíritu de la inmortalidad y de la gloria”.

Por su parte, el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, de rodillas, hizo su profesión de fe y su juramento de fidelidad a la Iglesia Católica y a la Santa Sede.

“Yo, Carlos Aguiar Retes, promovido a la Sede Episcopal de México, seré siempre fiel a la Iglesia Católica y al Romano Pontífice, su Pastor Supremo, Vicario de Jesucristo y sucesos en el Primado del Bienaventurado Apóstol Pedro y cabeza del Colegio de Obispos.

Con plena libertad acataré la Suprema Autoridad de la Iglesia en la persona del Romano Pontífice. Llevaré y defenderé con diligencia su autoridad. Reconoceré y acataré las prerrogativas y los oficios de los legados del Romano Pontífice que representen a la persona del Supremo Pastor.

Con suma diligencia procuraré cumplir las tareas apostólicas encomendadas a los Obispos, es decir, enseñar al Pueblo de Dios, santificarlo y regirlo en comunión con la cabeza del Colegio Episcopal”, dijo como parte del juramento.

En su homilía el Card. Carlos Aguiar exhortó a los discípulos de Cristo a no dejarse atrapar por la corrupción, a cuidar su interior, a no dejar anidar en su corazón las intenciones malas. ”Las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, las injusticias, los fraudes, el desempleo, las envidias, la difamación, el orgullo y la frivolidad…guardar y cumplir los mandamientos de la ley de Dios, porque la fidelidad a la Palabra de Dios nos conducirá a la sabiduría y a la experiencia, y con ellos entraremos a la hermosa experiencia de la intimidad con Dios”.

También dijo que la entrega del palio le ayuda a descubrir su misión,“promover y cuidar la comunión de los obispos que integran la Provincia Eclesiástica: Cuernavaca, Toluca, Atlacomulco, Tenancingo y México”.

El palio es la insignia exclusiva que impone el Papa sobre los Obispos y Arzobispos residenciales o metropolitanos para destacar su calidad de legítimo sucesor de los Apóstoles y de jefe de la Diócesis de la cual es Pastor.

Es confeccionado con lana de oveja, en la fiesta de la virgen y mártir santa Inés, el 21 de enero de cada año. Allí el Papa bendice a los corderos de los que se extrae la lana, fue considerado como insignia propia del Papa, por lo menos en Occidente.

Una vez confeccionado el palio, lo guardan en una urna de plata en la capilla de la tumba de San Pedro, en el Vaticano, hasta el día de la entrega que se realiza en la fiesta de los santos Pedro y Pablo.

Fuente: SIAME

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Valora este artículo
(0 votos)