2oencuentro header

BOLETIN DE PRENSA - JUNTOS POR MÉXICO CONFIRMA LA FUERZA Y AUTORIDAD DE LOS LAICOS CATÓLICOS EN LA TRANSFORMACIÓN DEL PAÍS

*En la ceremonia conclusiva del 2° Encuentro Nacional Juntos por México se dio lectura al Manifiesto final que define cinco prioridades para que laicos católicos transformen la sociedad mexicana a través del servicio, la solidaridad y la participación en la vida política del país.

Santiago de Querétaro, Querétaro.- Después de tres jornadas de trabajo donde participaron alrededor de 4 mil 780 personas provenientes de 90 diócesis de toda la República, el 2° Encuentro Nacional Juntos por México realizado en esta ciudad corroboró la fuerza y la autoridad que tienen los laicos católicos en la construcción de una sociedad sana, pues se hizo evidente el gran bien que dan los diversos servicios que los bautizados proveen a las familias mexicanas así como el compromiso que se tiene con iniciativas que desean bridar esperanza al futuro nacional.

“Hemos fortalecido y renovado nuestro compromiso de seguir trabajando unidos para continuar recorriendo todos los posibles caminos de colaboración, como ciudadanos comprometidos en la construcción de una mejor sociedad, poniendo en común nuestros talentos y capacidades personales”, expresaron los miembros de la Coordinación Nacional de Juntos por México.

En representación de la Coordinación, Esther Pérez Grimaldi y Carlos Valles Ayoub, explicaron que el fin último de Juntos por México, es mostrar el dinamismo de las organizaciones laicales que realizan en cada rincón del país y que su servicio únicamente desea trabajar por la paz, la justicia y la unidad.

“Ahí donde operan y se encuentran los laicos católicos, se trabaja en el amor al prójimo, para un México más solidario en sus valores civiles, más unido en su diversidad cultural, un país decididamente a favor de la persona”, señalaron ante el auditorio.

Con el Manifiesto final del 2° Encuentro Nacional, Juntos por México logró la adhesión de todos los asistentes “para comprometerse a cuidar el medio ambiente, nuestra casa común; a buscar y promover una mayor justicia social, la libertad religiosa, de convicciones éticas y la libertad de expresión; exigir trabajos justamente retribuidos y la igualdad entre hombre y mujer con derecho de acceso global a los medios necesarios para su desarrollo integral sustentable”.

Con una manta de 20 metros de largo colocada a los pies de la Virgen María, donde los laicos católicos firmaron su adhesión al Manifiesto final, Juntos por México también fijó la postura de los católicos respecto a los temas de vida y familia: “reafirmamos nuestro compromiso en la defensa del derecho inalienable a la vida desde el momento de su concepción hasta la muerte natural, promoviendo el desarrollo integral de la persona durante todo el transcurso de su vida; y sostenemos que la familia es la célula básica de la sociedad, que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer pues proporciona las condiciones óptimas para el desarrollo sano de su descendencia”.

Los miles de católicos reunidos en el Aula Magna del Centro de Congresos de Querétaro también se comprometieron a influir en la clase política mexicana y a participar aún más en los procesos democráticos y representativos del país.

Modificado por última vez enDomingo, 08 Octubre 2017 17:08